¿Te gusta ayudar a los demás?
¿Tienes vocación de servicio?
Con la Hipnosis Clínica afinarás tus habilidades para lograrlo

El uso de la sugestión con fines terapéuticos es tan antiguo como el hombre mismo. Desde épocas remotas, en diferentes culturas, la hipnosis ha estado relacionada con “ayudar a los demás” a través de rituales de inducción de trance. Por ejemplo, en el Antiguo Egipto “los templos del sueño” eran utilizados con fines curativos. Se le inducía al afectado a un estado de trance y los sacerdotes interpretaban sus “sueños” para resolver su problema.

De manera que los hipnoterapistas han existido desde siempre, solo que poseían una formación empírica que formaba parte de un ritual místico o religioso. Pero, siempre con una intención curativa y de ayudar al otro a “transformarse”. Con el pasar de los años, las técnicas se fueron perfeccionando hasta consolidarse hoy día como una terapia fundamentada en preceptos científicos y con un amplísimo campo de acción que va desde su sector naciente como lo son los psicólogos y los psicoterapeutas hasta dentistas, masajistas profesionales, entrenadores, entre otros.

Lo más ejemplar que posee la Hipnosis Clínica es que quien la ejerce lleva intrínseco un don de servir a los demás: esto es fundamental para crear una relación de rapport y empatía entre el paciente y el hipnoterapista, pues aquellos reaccionarán o no a las sugestiones empleadas en la medida en que la conexión entre ambos individuos sea cálida y armoniosa. Si el hipnoterapista asume una posición de impostura y forzada será harto notorio por el paciente y, por ende, el resultado que se espera de la terapia será negativo.

De modo que el respeto, la empatía y el don de servicio, aparte de los conocimientos especializados, son parte sustancial de un buen profesional de la hipnosis. Por tanto, tener una sólida vocación de servicio y sentir plenitud cuando se puede contribuir a que los demás puedan resolver sus padecimientos -desde experiencias traumáticas, fobias, vicios, episodios de ansiedad, depresión y estrés hasta el manejo del dolor- son elementos fundamentales para lograr entrar en el estado subconsciente de los pacientes, identificar la raíz del problema y buscar las herramientas más idóneas para resolverlo.

En estos últimos meses, producto de la situación sorpresiva que desencadenó la pandemia del Covid-19, el número de personas que está padeciendo de ataques de ansiedad, estrés y depresión, por ejemplo, se ha incrementado de forma importante. Tanto así que el papel que están ejerciendo los hipnoterapistas ha sido fundamental, sobre todo con las terapias virtuales, las cuales, si bien ya habían comenzado a tener cabida en los últimos años, se han convertido en una valiosa posibilidad para ayudar a las personas sin necesidad de tener encuentros presenciales.

Si eres una persona sensible, con un marcado don de servicio hacia tus semejantes y dispuesta a especializarse para adquirir las técnicas de vanguardia, esta profesión es para ti. En AmoAcademy tenemos años formando hipnoterapistas calificados -sin importar a qué se dedican- y que han testimoniado haber encontrado la profesión con la que siempre soñaron: ayudar a los demás a transformar sus vidas.

Y tú… ¿Quieres ser una de esas personas? Por eso, te invitamos a que te unas a nuestra comunidad AmoAcademy y a que respondas esta interrogante en nuestro correo info@amoacademy.com. Estaremos gustosos de ayudarte con tu propósito.

No lo olvides: el mundo necesita más personas con vocación de servicio que deseen una vida de satisfacción mientras ayudan a otros. Y una de ellas eres TÚ.

¡Comparte esta publicación!